lunes, 13 de diciembre de 2010

Cartas al Director


Algunas observaciones y felicitaciones.
Mis más sinceras felicitaciones por venir a ocupar un espacio que se nos debía y además de forma brillante; me gustaría pedirles considerar la posibilidad de abrir un lugarcito para aporte de escritos de actualidad que vayan de acuerdo con su línea editorial y, vamos al grano: en página 2, primera columna, sexta línea, dice: bracero que es jornalero agrícola, peón y debe decir brasero, se refiere a hogar, fogata o fuego; en página 2, aviso comercial de distribuidora Catalán de Gasco, dice facil debiendo decir fácil; página 8, dice Quebrada de Cordoba, debiendo ser Córdoba. Bernardo Medina, Director Taller Literario El Quisco.

Gracias por sus observaciones, sus felicitaciones y, tiempo para escribirnos; con mucho gusto publicaremos su colaboración, hemos reservado un espacio para usted.

Felicitaciones
Por esas casualidades de la vida me encontré con su periódico, está entretenido e informativo, si me extraña que la foto de portada sea un condominio de Algarrobo y no fotos de escuela o iglesia El Totoral, buena foto pero… Llama mi atención el nombre "El Miguelito" no logro asociarlo a Centro de Padres, con el tiempo lo sabremos, fui grafico durante largo tiempo, felicitaciones, buena impresión, buen diseño. Mario Henríquez L.

Gracias por elogios de quien maneja conocimiento técnico; en relación a su inquietud, al sugerir el nombre del periódico, parte del equipo lo asocia a Miguel de Cervantes y Saavedra, un recién nacido dotado del genio de don Miguel; otros al Arcángel San Miguel, humilde niño con una meta significativamente grande; un tercero, al artefacto que pinchaba neumáticos, se puede ser pequeño y dañino; y, de este modo, las relaciones se dieron con Miguel Ángel Buonarotti en arte, Miguelina Vega en redes neuronales, Miguelina Rodríguez en docencia, Miguel Faraday en ciencia, José Miguel Carrera en coraje, y, en Miguel representante de lo más valioso del país, una razón de ser para la vivir la vida, objeto y sujeto del más importante impulso del desarrollo y el crecimiento de una nación, la educación, ejercicio de inteligencia, afecto, voluntad, sensibilidad, amistad, labor de equipo y, surge una fotografía de portada, un niño, Miguel, perfil de miguelitas y miguelitos, lo más significativo, valioso y propio de la Escuela El Totoral; segunda fotografía, el templo del pueblo, lugar de oración, acogida, recogimiento, visitas agradecidas o en busca de consejo, cariño, consuelo en lo humano y lo sagrado; tercera imagen, pueblo y escuela comparten una rica tradición campesina: enseres, costumbres, cultura, formas de vivir, paisajes y gente de gran valor, que deseamos difundir junto al encanto de esta tierra llamada "litoral de los poetas" ¿qué hacer? mostrar el entorno de El Totoral, un país donde se ha construido con imaginación y talento en busca de belleza y armonía, privilegiado por su gente y su naturaleza, su magia, encanto y poesía, da valor al turismo de intereses especiales; ¿es viable? si, cuando uno deja de hacer "todo lo posible" y hace "lo necesario"; si, cuando deja lo que "estima adecuado" y trabaja "conociendo procesos, equipos, tecnología, recursos, tiempo"; así lo hicieron Marcelo Ríos, Nicolás Massu, Fernando González y, un equipo de 29 rescatistas durante 70 días de trabajo en la mina San José; perdone la lata, don Mario pero, cuando una persona como usted se da un tiempo para escribir, felicitar y preguntar, a partir de un trabajo que llegó a sus manos por esas casualidades de la vida, toda nuestra atención y reconocimiento, gracias a usted y, gracias a la vida, como canta Violeta Parra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada